Llenado inicial de su alberca

En esta ocasión vamos comentar sobre un tema que a veces no se toma en cuenta pero nos puede simplificar enormemente la puesta en marcha de nuestra alberca.

Es conveniente tomar en cuenta las características del agua con la que vamos a llenar nuestra piscina en caso que sea agua municipal podemos checar la dureza y si tiene mas de 400 ppm conseguir un cartucho suavizador para evitar los problemas derivados de este factor en el mantenimiento posterior: Excesiva formación de incrustación en la línea del agua.

Cuando la llenamos con pipas normalmente no tenemos información sobre los parámetros del agua por lo que deberemos ajustar sobre la marcha.

Una vez llena la alberca iniciaremos con el tratamiento químico correspondiente:

  • Primeramente utilizaremos Dicloro para dar un tratamiento de choque y oxidar todos los contaminantes presentes, para lograr esto aplicaremos 150 a 200 gramos por cada 10 m3. En caso que el agua tome un color café, naranja o verde esto se debe a la presencia de metales, no hay que preocuparse solamente hay que utilizar un buen abrillantador y filtrar hasta eliminarlos.
  • En segundo lugar recomendamos aplicar un algicida para prevenir la aparición de algas en las paredes de la piscina, esta aplicación la repetiremos cada 15 días.
  • En tercer lugar, si contamos con un filtro de arena, utilizar un buen abrillantador para mejorar su desempeño de retención de sólidos suspendidos y también repetiremos su aplicación cada dos semanas.

Mas adelante medimos la concentración de cloro con el analizador adecuado y procuramos mantener un nivel de 1 a 3 ppm utilizando tricloro como nuestro químico de mantenimiento.

Al inicial también es conveniente medir la alcalinidad total en nuestra piscina, en caso que requiera ajustarse habrá que hacerlo según el caso. Con esto nos será mucho mas fácil mantener un pH adecuado para un mejor rendimiento del cloro, evitar crecimiento de algas y una mayor vida de nuestros equipos. Posteriormente deberemos mantener el pH en su nivel ideal ajustando cuando sea necesario.

Como comentamos inicialmente la dureza también tiene su papel dentro del mantenimiento de la alberca, en caso que sea demasiado alta habrá que considerar utilizar agua suavizada para el relleno de la piscina para evitar las incrustaciones.

TABLA DE MEDIDAS RECOMENDADAS PARA ALBERCAS RESIDENCIALES

Cloro libre

  • Mínimo: 1.0
  • Ideal:  1.0-2.0
  • Máximo:   3.0

Cloro combinado

  • Ideal:        0.0
  • Máximo:  0.2

pH    

  • Mínimo:   7.2
  • Ideal:        7.4
  • Máximo:  7.6

Alcalinidad total 

  • Mínimo:    80
  • Ideal:     100-120
  • Máximo:   140

Sólidos totales disueltos 

  • Mínimo:  300
  • Ideal:      1,000
  • Máximo:  2,000

Dureza de Calcio

  • Mínimo:     200
  • Ideal:       200-400
  • Máximo: 500-1,0000

Metales (Hierro y Cobre)

  • Ideal:       0.0
  • Máximo:  0.2

Acido Cianurico

  • Mínimo:     10
  • Ideal:      30-70
  • Máximo: 100

Temperatura  25 – 28 °C

Recuerde que mantener una alberca en buenas condiciones es más fácil de lo que parece solamente se necesita tiempo y capacitación, en caso que requiera mas información no dude en contactarnos estamos a sus órdenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *