¿Cómo arreglar el agua de una alberca “verde pantano”?

Cuando descuidamos el cuidado de nuestra alberca podemos llegar a un punto donde el agua está totalmente verdosa y no se ve ni un centímetro hacia adentro.

¿Qué hacer?

Una opción extrema es vaciar la piscina para volver a llenarla con agua nueva y empezar un nuevo tratamiento, pero esta opción tiene su costo principalmente ecológico si no le vamos a dar un uso adecuado a esta agua “sucia”.

Trataremos brevemente la opción de arreglar esta situación mediante una rutina de mantenimiento y el uso de algunos productos químicos.

Normalmente tenemos dos escenarios posibles:

  • Descuido total durante mucho tiempo
  • Falta de mantenimiento por poco tiempo pero que rápidamente se transformó en pantano

Cuando queremos resolver la situación en una alberca que lleva mucho tiempo sin cuidados sugerimos:

  • Retirar la mayor parte de la basura con la red. (Hojas, ramas, insectos, piedras, etc.)
  • Cepillamos paredes y piso para remover las algas que se generaron
  • Aplicar un choque de cloro, para esto utilizamos dicloro para aumentar su concentración a 15 ppm esto es 600 gramos por cada 10,000 litros de agua.
  • Recirculamos el agua durante media hora o revolvemos manualmente con la misma red con la intención que el dicloro se distribuya lo mejor posible.
  • Dejamos reposar durante la noche y al día siguiente la alberca debe amanecer mejor. (Es posible que requiera otra aplicación en casos especiales.)
  • Verificamos el nivel de cloro hasta que baje a menos de 2 ppm y continuamos con el proceso de floculación.

novequim

En el segundo caso, cuando el agua de la alberca se descompuso pero en poco tiempo procedemos a la floculación:

  • Dependiendo del floculante o clarificador que utilicemos hay que checar el nivel de cloro y pH recomendado. Normalmente se pide un nivel de cloro bajo y un nivel de pH alto para que el químico trabaje mas eficientemente.
  • Ajustamos en caso necesario el pH tipo 7.8 – 8
  • Aplicamos el clarificador en el caso del CLARIQUIM una dosis de 500 mililitros por cada 10,000 litros de agua alrededor de la piscina
  • Recirculamos durante media hora sin que el agua entre en contacto con la arena del filtro o revolvemos manualmente con la red para que el producto se distribuya lo mejor posible
  • Dejamos reposar de 8 a 12 horas, de preferencia durante la noche.
  • Al otro día debemos tener un sedimento en el fondo de la alberca con toda la suciedad del agua, en caso que encontremos una nata, esta de debe a la presencia de cloro en el agua o a un pH menor al recomendado, no hay problema. Hay que regar la alberca con nuestra manguera de jardín para romper las burbujas formadas y dejar resposar el agua otras 4 horas.
  • Una vez asentado hay que aspirar el sedimento directamente al DRENAJE, nunca al filtro.
  • Si la calidad del agua es aceptable (que se vea el fondo) seguimos la rutina, en caso que siga demasiado verde utilice el proceso anterior para chocar la alberca y repetir la floculación.
  • Una vez terminada la aspirada hay que retrolavar el filtro.
  • Ahora aplicamos un choque de cloro con dicloro a razón de 10 ppm o sea 200 gramos por cada 10,000 litros de agua
  • Reponemos el agua faltante con agua limpia.
  • Iniciamos con un cilclo de 24 horas de filtración para nuestra piscina
  • Retrolavamos el filtro y continuamos con nuestra filtración normal
  • Ajustamos el pH en caso necesario y aplicamos un abrillantador y algicida para terminar de dejar nuestra piscina al 100%

Puede visitar nuestra sección de productos químicos o contáctenos en caso que tenga alguna duda es un placer poder servirle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *